Y de pronto, Albert Rivera: “La regeneración de las instituciones políticas”

regenera

Los que me conocen saben que una de mis frases favoritas es “si no puedo hablar bien de…, prefiero callarme”. Creo en los mensajes positivos y que la admiración tiene mucha más fuerza que la envidia. Por eso, después de cinco años blogueando (primero en blogger y luego en WordPress), pocas veces he tocado el tema político. No por ninguna razón en particular (bueno si, la de no poder hablar bien), si no porque en este blog el título es una declaración de intenciones: CREATIVIDAD, INNOVACIÓN, TALENTO Y LIDERAZGO. Hoy, sin embargo, rompo las reglas (no del todo, la verdad, porque al final esto tiene que ver directamente con el liderazgo y el talento).

La culpa la tiene Laura, mi hija, que ayer me llevó al Casino de Murcia a escuchar una conferencia de Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos. Nunca había visto tanto entusiasmo por su parte para ir a un evento que tenía como tema principal la política (¡¿?!)

Acepté por curiosidad y porque me llamó la atención el título de la conferencia: “La regeneración de las instituciones políticas”.  Reconozco mi escepticismo y mi desafección por esta política, con minúsculas, que ahora se practica. ¡Qué lejos los tiempos de la transición (¡que mayor soy!), cuando éste era el tema que nos copaba y ocupaba! Ahora muchas veces lo que siento es asco -directamente- por todos estos profesionales de la “cosa pública”, que han creado una “casta” llena de privilegios y cuya principal actividad es estar pendientes de lo privado (lo suyo) y no de la sociedad (lo nuestro). Las palabras servicio, valores, regeneración, cambio, democracia…. están vacías de contenido.

Así que, sin simpatía, ni deseo, allí estaba para escuchar a un político. Tenía la idea de que Albert era conservador y que estaba aprovechando esta desilusión para entrar en el juego (la misma sensación  me produce UPyD, pero hacia la izquierda). Nada más lejos de la realidad. Y mi sorpresa ha sido mayúscula.

Albert Rivera
Albert Rivera

Un tipo joven (¡33 años!), preparado, con carisma, buen discurso (bien estructurado y muy bien expresado) y con las ideas muy claras, se presentaba ante un público variopinto (estudiantes de políticas, telespectadores de Intereconomía, alguno de La Sexta, seguidores del 15M y huertanos de pro, además de Laura y yo que pasábamos por allí) que escuchaban con entusiasmo e interés lo que este joven tenía que decir. Yo, que siempre estoy con la libreta en la mano, ni la había sacado y al cabo de 5 minutos tuve que ponerme a escribir a toda velocidad.

Estructuró su discurso como hacen los que saben de comunicación: presentación de la regeneración en tres aspectos mayores, explicación de cada uno, resumen de los mismos y disposición para contestar a las preguntas de la audiencia. Todo ello trufado de ideas importantes que conformaban el retrato de un político de largo recorrido.

Habló Albert de la necesidad de cambio del sistema político, del sistema electoral, de la separación de poderes. Nombró el artículo 6º de nuestra constitución, habló de listas abiertas, de transparencia, de la separación real del Ejecutivo, el Legislativo y Judicial, indicando también la necesidad de tener en cuenta a esos otros dos que tanto mandan ahora: el financiero y el mediático.

Con humildad, pero con rigor nos transmitió su idea de la transparencia, de la verdad, de la meritocracia (¿me estaba entusiasmando porque eso era lo que quería escuchar, o resulta que hay gente que cree lo mismo que vengo defendiendo desde hace años?), de la necesidad de invertir en investigación  y desarrollo. ¡Hasta habló de la excelencia!

logo-ciudadanosDijo cosas importantes: no era cuestión de un “reset constituyente” sino de aplicar la Constitución, mantener lo que funciona y quitar lo que no funciona. Ser responsables, expresando y pensando alternativas para gobernar. Reconocer el “Movimiento Civil de las Clases Medias” que van por delante de los políticos convencionales y que son determinantes para el futuro. Habló también de la esperanza: las ideas están pero hay que organizarse desde la Sociedad Civil. Hay que recuperar los valores de este país y tener una “nueva transición”, pero esta vez “ciudadana”. Que los políticos y los ciudadanos pueden mirarse mutuamente a los ojos, sin bajar la cabeza, sin sentir vergüenza. Acabar con la compra de políticos (por parte de lobbies y corporaciones) y de voluntades (por medio de subvenciones y clientelismo).  Y lo más importante: no habrá regeneración económica, si no hay regeneración política.

Llevo semanas pensando que con la situación actual puede pasarnos dos cosas: que aparezca un “salvapatrias” (y nos vayamos a tomar por el saco todos) o que aparezca un líder para volver a un camino de regenaración democrática, de paz, de convivencia y, a partir de ahí, de superación de la crisis actual. Una crisis que no es sólo económica, sino que es poliédrica y se está convirtiendo en una “hydra mitológica” que todo lo destruye (la sociedad, la unidad, la tolerancia, los avances). Albert puede ser este líder.

Muchos de los que le estaban escuchando preguntaron de varias maneras “para cuando una candidatura nacional”. Un estudiante o graduado, no lo sé, de políticas recordó a Torcuato Fernández Miranda, alguno nombró a algún político (política) actual, otros hablaron de los “padres de la patria”, otros del nuevo modelo político y social. Para todos tuvo respuesta: regeneración de la política, quieran o no los que ahora “viven” de ella; si alguien se quiere poner a regenerar los partidos tradicionales desde dentro, el mérito no será de ellos, si no “nuestro”, de la sociedad civil y de los nuevos partidos que les obligan a cambiar; política internacional, posición frente a los “imputados”, etc., etc., etc.

Salí de la conferencia con cierta sensación de esperanza. Han pasado 24 horas (no quiese escribir nada en caliente) y aún mantengo la sensación. Es verdad que todo puede ser una pose, pero ¿y si fuera verdad? A seguirle de cerca.

16 thoughts on “Y de pronto, Albert Rivera: “La regeneración de las instituciones políticas”

  1. Creo que Albert es una gran persona y buen futuro politico, y estoy de acuerdo con tus comentarios, pero igual que a ti te ha sorprendido el, me ha pasado a mi contigo, creo de verdad que eres una ciudadana como Allbert sera politico yo te felicito por quedar personas como tu.

  2. Espero que la sociedad apueste por políticos de esta altura, capaces de aunar fuerzas pese a sus discrepancias, que puedan reformar desde dentro el sistema. Para ello sólo podrán hacerlo partidos y políticos que no le deban nada a nadie, independientes de los chanchullos actuales que deterioran el objetivo último del cargo político…servir a la ciudadanía y al bien común para el cual reciben del pueblo su salario.
    PD: soy yo el que mencionó a Torcuato, quisiera matizar si me lo permites que no soy ni licenciado ni estudiante de políticas, sino un arquitecto que se preocupa por el mundo en el que vive. Me ha gustado mucho tu blog, comparto contigo casi todo lo que dices! Un saludo.

    • Chapeau por tu intervención. Yo creía que iba a estar como un pulpo en un garaje, pensando que todos allí serían politólogos y sociólogos. La conferencia del viernes me ha devuelto la esperanza, no solo por la intervención de Albert, sino por la gente que intervino. gracias por tu comentario.

  3. a mi me pasó lo mismo cuando lo ví por primera vez. Fue hace ya algunos años, en 2006, cuando comenzó. Habló en aquel discurso tan cercano a la gente, lo sentí hablando como si fuera uno más que me impactó. Desde entonces lo he venido siguiendo, y en la actualidad continuo. Ahora forma un buen tandem con el 2º de a bordo que es Jordi Cañas, y el resto de su partido. Os aconsejo ver algun video de youtube de Jordi Cañas en el Parlament de Catalunya. No os dejará indiferente. Habla tan claro y con un cierto sentido del humor, pero a la vez con dureza hacia lo que consideran injusto. Albert es más comedido, inteligente y con carisma. Jordi es más directo, duro, divertido y despiadado con las injusticias. Yo puedo decir que ellos SÍ QUE ME REPRESENTAN .

  4. Para quien quiera ver un ejemplo del trabajo de Jordi Cañas en el Parlament, este video es de su intervencion el dia 9/5/13. Habla de las politicas de vivienda, y es BUENISIMO como siempre

  5. Reblogueó esto en y comentado:
    Bonita descripción de un joven político como Albert Rivera que quiere poder reformar las instituciones desde dentro

  6. Le felicito por este inteligente artículo sobre la conferencia de Albert Rivera. También por su sinceridad que es por lo que me he decidido a comentarlo .

    Me gusta mucho esa actitud de “si no puedo hablar bien prefiero callar” aunque, como usted bien reconoce, es muy dificil de mantener si se habla de política.

    Le aseguro que me habría encantado poder asistir a esa conferencia de Albert Rivera. Por el conferenciante, por el tema de la conferencia, pero también para palpar ese ambiente que usted describe y compararlo con uno muy similar que si tuve la suerte de comprobar cuando asistí unos cuantos años antes a una conferencia de Rosa Díez en el paraninfo de la Universidad de Murcia.

    Como desconozco si ha podido seguir de cerca a Albert Rivera para comprobar veracidad de su mensaje de regeneración política, me atrevo a dejarle aquí un par de enlaces por si le interesan. Una entrada de mi blog y un HT.

    Un cordial saludo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s